domingo, 18 de enero de 2015

LA CHINA MANDARINA

Muchos bares nuevos abiertos en 2014...y ya sabía yo que no me iba a dar tiempo hablar de todos...pero del que se, que no puedo dejar de hablar es de éste: LA CHINA MANDARINA.
Y es que como quien dice lo vi crecer...snif sniff...! Así que por lo menos que sea el primero de los que hablo de Madrid en este recién  entrado 2015.



Tengo la ventaja de vivir entre 2 barrios con millones de novedades, en pleno apogeo...
Y lo que supone pasar muchas veces por la Ribera de Curtidores, es encontrar algún local al que le están sacando los escombros, más tarde le dan forma (con lo que mi mente echa a volar, y mi imaginación se pone a funcionar) y definitivamente abren un BAR.Y cómo no, voy yo y lo veo todo...mi perdición...jejejeje

Así que intrépida yo, y apenas una semana después de su apertura, entré a conocer este bonito local que poco a poco se empieza a llenar y a cumplir mis vaticinios....(y es que a un camarero muy majo, Fran, que resultó ser uno de los dueños, se me ocurrió decirle que lo sentía mucho por ellos pero que yo no quería que se diesen a conocer, porque quería tener siempre una mesa libre para tomarme yo allí un café...) Así que procuro ser poco egoísta y como yo puedo entrar cualquier día entre semana  os dejo La china Mandarina para los findes....!!!!Oleee mi generosidad!



Pues eso, es un sitio con un ambiente muy hogareño, la decoración está genial y sigue la tendencia de muchos nuevos bares, formando con la colocación de las mesas, muchos ambientes en un único espacio, presidido por una enorme mesa de madera justo en el centro, rodeada de otras más pequeñas, -de dos personas en el lateral de las ventanas y de 4 o más en el otro lateral-. A mi me encantan las mesas redondas de los extremos, perfectas para ir con un grupo de amigos.






De la carta merece la pena destacar cosas como el bol individual de ensalada, con el que tu mismo puedes seleccionar los ingredientes, las cremas naturales y crudités, los sandwiches, cocas, la hamburguesa con hongos y patatas, la carrillera de cerdo... Y ademas un menú del día por 8,50 eur.




Este sitio  es una mina por las posibilidades que tiene...tendré que descubrirlas poco a poco. Y prometo infomar!


Espero que os guste.

Un besito







domingo, 11 de enero de 2015

METATE


Será cierto que el año 2015 es un año de cambios!?para mi puede ser ya que por lo de pronto he roto con la tradición de tomar el chocolate con churros el día de la noche de reyes....Ooooohhh! Que penaaaa.....

Bueno, puede ser fruto de la casualidad. Puede ser por darle prioridad a ver a Nico. O puede ser porque no podía ir yo sin Patricio... El caso es que él estaría de vacaciones en Barcelona hasta el mismo día 5, y días antes, le había prometido que iríamos a tomar el chocolate a la mejor chocolatería de Santiago, el METATE.....pobre ingenuo....y yo... no podía creerme que no la conociese!!!

Así que he decidido que no consentiré, que queden picholeiros que no sepan de su existencia o que no lo hayan probado, (y menos los que frecuentan la zona vieja...). Entiendo que los ajenos no lo conozcan porque es chiquitito (aunque engaña un poco, pues tiene 2 plantas), el cartel no es muy grande (ni falta que hace!) y por que además está totalmente mimetizado en su ambiente...pero santiagueses...no hay perdón!

Con lo que, exagerando un poco, he cedido una tradición histórica, por llevar a Patricio a tomar el chocolate con churros al METATE! Y como después de leer esta entrada, te entren ganas de ir, y vayas sin esperarme...Te enteras...! Jajajaja


En la Travesía de San Paio de Antealtares, tiene su entrada original el METATE, aunque también , desde hace unos años, tiene acceso por el Preguntoiro a la parte de arriba.
De él hay que saber que era una antigua fábrica de chocolate, de hecho en la parte de abajo aún se puede ver algunas de las máquinas que se utilizaban, y por tradición (pues ellos mismos hacen el cocolate), se han reconvertido en una de la mejores chocolaterías/cafeterías de Santiago, (por los cuales es famoso) y también en una de las más emblemáticas. 



Es un local con el estilo típico de la zona vieja, no muy grande, con paredes de piedra, con las mesas tipicas de mármol y patas de hierro con el pedal de tejer, acogedor, perfecto para esas tardes de frío de invierno en las que te apetece algo calentito, algo como un chocolate? :P







Reto alguien a que me diga de otro sitio en Santiago, que me haga cambiar de opinión...porque para que nos vamos a engañar tienen el mejor chocolate..!
Ahí queda eso!







Espero que os guste


Un besito