domingo, 10 de junio de 2018

Deli _ rant.

Y otro descubrimiento que ya se encuentra grabado en mis papilas gustativas y mis retinas!

Llevaba ya unos meses abierto, y lo miraba de reojo al pasar por delante. Tenía buena pinta (sí, sí y estaba por estrenar...) pero al principio creo que yo estaba un poco tímida para empezar el cotilleo, quizás porque al ser nuevo no había mucha gente que se atreviese a entrar (algo que ya no sucede). - Pero no importa pensé - Ahí estaba yo decidida a ser de las primeras en el barrio.
Ahora me alegro: lo bueno no tiene porqué hacerse esperar.






Me encantó el interior, toda una sorpresa en decoración.
Quizás sea porque recordaba los tonos rojos y negros del Bristol bar (que ocupaba antes este local) y que contrastan totalmente con el blanco nuclear que llama la atención desde el exterior.
No os engañéis, lo que hay dentro, al fondo, es hasta mejor!
Estanterías desde el techo hasta el suelo repletas de libros al alcance de cualquier mano para ser ojeados, cubren las paredes que rodean las mesas cuidadosamente distribuidas de forma que no  tengas que oír las conversaciones ajenas sin prestarles atención. Un gustazo!







Al igual que el local, los platos también sorprenden tanto en el sabor, como la decoración en la presentación. De entre esos platos, yo voy a destacar a los del menú de la semana que creo que debe tener mención especial.

El menú del mediodía es el mismo desde el martes hasta el viernes y cambia todas las semanas. Su precio es de 15 euros y te puedes encontrar con una buenísima ensaladilla lusa (sí , con "L"), o pho típico vietnamita, pasando por deliciosas obleas de queso gorgonzola y cebolla caramelizada, o crudités de verduras con una buenísima crema de queso (gracias por traerme un poquito para probar). Eso para empezar. Para continuar, una torre de bacalao con repollo parmentier y Ali i oli, o un rissotto de setas de escándalo o unas carrilleras confitadas al PX con patatas asadas.







Y de postre...

¿Unas fresitas con chocolate o un yogur cremoso de piña con arena de galleta?












Además tiene unos detallitos que enamoran, como los tubos de ensayo con aceite, o el despliegue de tarros de azúcar para ponerle al café, si dejar de mirar las curiosas lámparas libro de la barra o el aperitivo de chips de tubérculos con palomitas.



Tampoco deja indiferente la web, que está muy guay. Echad un ojo y ya me contaréis:  Pincha aquí


Pero eso no es todo, también el personal sorprende, siempre súper amables buscando la comodidad y tranquilidad de los comensales, con una sonrisa en la cara y dispuestos a agradar (por supuesto sin atisbo de peloteo), así sí que da gusto volver!


Espero que os guste

Un besito

PD: Esta entrada se la dedico a Pablo, por haber tenido el honor de ser invitado a venir con nosotros, "los del selecto club de los jueves".

sábado, 26 de mayo de 2018

UN POQUITO DE SUR: CÁDIZ


Todos necesitamos poquito de Sur... Y yo, norteña indiscutible, la primera en irme lo más al sur que puedo y quiero. Y es que al final el sur atrapa, y crea adicción, y si es la provincia de Cádiz más.

Después de al menos 10 años seguidos puedo decir que ya tengo mis playas y mis pueblos favoritos, que Cádiz (City) se sale, que seré eternamente fan de Tarifa, de Zahara de los Atunes, o del Puerto de Santa María, al igual que de Jerez y Vejer de la Frontera...y muchos más.

Así que este post será para recomendaros alguno de los sitios a los que suelo ir (se me quedan muchos fuera, lo se, pero es que se os haría eterno!!!)



Como estos últimos años de mi recorrido por la provincia empezaré por el Puerto de Santa María. Como siempre llego tarde, no me toca otra cosa que buscar urgentemente un sitio para cenar, y ahí siempre abiertos, amables, y con buenas tapitas, se encuentran los de la Bodeguilla del Bar Jamón. Perfectos para el primer salmorejo, o la primera tapa de atún.

Sí claro, por supuesto que también está abierto Romerijo, sólo de pensar en esos Langostinos de San Lúcar, me pongo nerviosa. Hay más, mucho más que eso, sólo hay que entrar mirar y comprar.


Al día siguiente por la mañana, si es sábado, ya tengo debate mental a cerca de dónde ir a desayunar, no me sobran motivos, la decisión será entre ir a comprar unos churros al Puesto de Charo o desayunar en el Bar Vicente...menos mal que la zona la tengo clara: La del Mercado de Santa Catalina.



El Bar Vicente me pierde. Estaría horas cotilleando el ambiente sentada en una mesa al lado de la puerta rodeada de los carteles y pósters de Amontillado Coquinero, Destilerías Gil y Coñac Don Pelayo. Me tiene encandilada el póster de Terry (será que me recuerdan a ese "malla con aerolito" de las historias de mi compi Suso) .







Y ya no hablo de lo bien que me sabe el café (en vaso y ardiendo!) con esos molletes de carne mechada...



Venga, al grano que me pierdo!


Este año he descubierto Jerez de la Frontera...madre mía, menos mal que sólo iba a pasar la tarde...el año que viene me quedo una noche allí fijo! ¿Cómo puede haber calles tan pequeñas, con tantos bares y con tanto ambiente? Lo mejor de todo el superdescubrimiento de un tipo de establecimiento totalmente nuevo para mi: LOS TABANCOS, donde poder echarte un fino y una tapita de...Serranito por ejemplo? yo fui al Tabanco San Pablo pero hay más (¿porqué en el norte no los tenemos?)






Tampoco está de más, si no conocemos los vinos de jerez, ir a una visita guiada y una cata a una de las tropecientas bodegas que hay. A mi siempre me parecen visitas en las que cuentan cosas muy interesantes y además así ya me aprendo (por orden de blancos a oscuros) los que son: finos, amontillados, olorosos ,medium,cream y pedro ximenez.







Sigo ya por Cádiz city, que como tabernera de pro, me encuentro en el paraíso... La primera vez que fui me encontré con la Taberna de la Carbonera para el aperitivo (Si es que ellas mismas me encuentran a mi...), pero este año, callejeando sin saber muy bien "a dónde ir" (Viva Suecia!), nos encontramos con El Barrio de la Viña, y yo si veo mucha gente en un sitio, tengo que entrar para ver qué se cuece... agradecida estoy de ser tan pesada, por que acabé comiendo en la Taberna Casa Manteca, entendiendo así, porqué apenas se podía entrar...Allí se come lo típico de lo típico, salmorejo, mojama de atún, jamón, queso, carne mechada, carne al horno....y además me quedé loca con el postre: flan de higos... Por favor, qué cosa más buena...!

 


Y continuando por la carretera de la costa dirección Tarifa, hay dos imprescindibles, Los Hermanos en Conil (mmm...esas tortillitas de camarones, y ese pescaíto frito...mmm!) y el paraíso del postureo surfero en la Playa de El palmar, donde poder tomar unas copitas en la playa mientras vemos un conciertito en directo. Aquí es cotillear y guiarse por la intuición. Mi criterio: donde suene música en directo y haya ambientillo con ganas de pasarlo bien.

Desde aquí no hay que perderse el entrar en Vejer, ni en Zahora, ni en los Caños de Meca (primer lugar al que fui la primera vez que visité Cadiz), ni en Zahara de los Atunes (no se porqué pero yo aquí me paro siempre a tomar café en los chiringuitos de la playa...) y me queda investigar para tener de referencia, un lugar en Barbate para pedir algo de atún...ya investigaré, ya...

También merece la pena parar en alguno de los bares que hay por la carretera (paralelos a las playas, y medio escondidos), Dos mares, Pachamama, 100%Fun...

Y acabo ya en Tarifa, donde tengo unos cuantos imprescindibles, entre los que se encuentran La pizzería La TRIBU un local muy buen ambiente y animado, con esas pizzas finitas que están buenísimas, el Bar el Ombligo (recomiendo los chicharrones y la ensalada de tomate), Los Mellis y los súper mojitos del Taco Way...
Ainsss...ya quiero volver...

Espero que os guste!
Un besito 



lunes, 9 de abril de 2018

CASA PACO




¿Sabes cuando tienes un sitio fetiche para hacer un poquito de vermuteo? Sí, ese sitio al que vas muchas veces, al que recurres para llevar a las visitas, en el que sabes que por muy a tope que esté, siempre te vas a poder hacer un hueco...

Ese sitio castizo de gres y azulejos, con cuadros del mundo del toreo colgados de la pared y botellas de coñac y frascas de vino decorando las estanterías, acompañando a las fotos del señor Paco con sus celebrities (muy fan de las fotos de la primera planta  de Paco con Normita Duval y Jose Luis López Vázquez)...


Bueno, pues este, CASA PACO, es uno de los míos.
Aunque realmente... siempre tuve una curiosidad especial por ver lo que había en el comedor y todo por culpa de ver desfilar los platos de cocido y huevos rotos y demás...
Hasta este fin de semana!

Una visita, una quedada para el aperitivo, un día lluvioso, y una carrerita con mis tigres por el retiro, fueron la combinación perfecta para llegar y no tener ganas de salir a buscar otro lugar para comer.
Es subir a la primera planta, hacer un escáner visual rápido a las mesas de alrededor, hacer una reflexión a cerca de la media de edad que dibuja una  sonrisa tontorrona en la cara de Pitu y dar por hecho que vamos a comer muuuuuyyyy bien. (he de decir, que en esta reflexión estábamos echando de menos al señor Chof, habría disfrutado mucho de esta comida)

En fin, que preguntamos qué era lo que debíamos comer y éste fue el resultado:

-Una mesa para tres.





-Fabada (2 raciones), de esas que no se olvidan, donde los judiones son judiones de verdad, de los que se te deshacen en la boca, de las que tienen el caldo ese meloso... ( Ñam!!)





-Un solomillo, de los que troceas y ves que no necesitan más que le plato caliente sobre el que viene, para darle una vuelta y vuelta y que se te quede en el punto, con el interior de color granate..










- Paletilla asada de lechal, de los que acabas pensando que es una pena que no sea más grande, (en cierto modo, esto no es cierto... no habría podido comer más)




- El postre: No podía de ser de otra forma... flan de huevo casero, arroz con leche, y crema catalana. Bueno sí podía haber sido de otra forma, pero es que no había "pijama" (Sonsoles por favor, enseña esto a tu primo, que siempre pienso en él cuando hablo de postres viejunos). Nuestro favorito, el arroz con leche. Impresionante

- Una de patatas fritas ; una frasca de vino y 2 botellas de agua; dos cafés, total: 35 euros aprox. por persona.

Además un poquito de envidia dada a mi amigo Luisma Medina y una siguiente recomendación de cocido madrileño de Carmen Mariscal (he tomado nota, que lo sepas).

Supongo que 85 años de historia de comida típica madrileña no podían pasar desapercibidos para mi.

RESTAURANTE CASA PACO 
Plaza Puerta Cerrada, 11
28005 MADRID (Madrid)


Espero que os guste

Un besito



domingo, 25 de febrero de 2018

CAFE PLAZA MENOR



Puede ser uno de los lugares más románticos de Madrid, y sería una entrada perfecta para el día de San Valentin. Peeeeero ni soy yo  muy romántica, ni soy yo mucho de pensar que el 14 de febrero es algo más que el cumple de mi prima Marta. Aún así, creo que este rinconcito escondido es (era) uno de mis secretos, porque es precioso, es romántico, y es perfecto para parejas, para no parejas, para grupos de amigos, para colegas, para las tardes, y para las noches....




Esta cueva pintada de blanco, decorada con cojines en sus bancos y mesas de mosaicos, como si del interior de una jaima o una tetería de Marrakesh se tratase, se encuentra en la calle Gómez de Mora, muy cerquita de la Plaza Mayor, y al lado de la Plaza de Puerta Cerrada (vamos a ver, saliendo de la Latina por la Cava Baja, dirección a la plaza Mayor, cruzas la carretera y y el callejón que se encuentra al lado de Casa Paco, ahí es,  más claro imposible.)

Es uno de mis rinconcitos desde hace ya casi 12 años, y aunque a veces hago paréntesis de pasarme por ahí, siempre acabo volviendo...


Tarta de Zanahoria
Tarta de chocolate y plátano
A veces voy por las tardes a tomarme el café de después de comer. Otras veces voy casi llegando la noche y aprovecho para picar algo (las tostas no están nada mal...) y otras para alguna noche tranquilita a tomar alguna copa, que están muy bien hechas. Pero sin duda uno de los mejores motivos para volver son sus tartas.

Las mejores para mi las de chocolote y plátano (que parece la típica tarta de galleta de toda la vida),  y la de zanahoria que sin duda creo que debería estar entre las mejores de Madrid.


Que yo sepa no tiene redes sociales ni página web, y tampoco tengo yo fotos guays para enseñaros como es, pero mejor, así vais a verlo. Quizás me encontréis dentro.

Espero que os guste.

Un besito




jueves, 1 de febrero de 2018

MI OTRA CASA: LANZAROTE


No tengo ni idea del tiempo que hace que llevo pensando en publicar esta entrada...Creo que no la he escrito antes porque siempre estoy pensando en volver y encontrarme con algún lugar que aún no conozco, o algún sitio nuevo que probar (Menudo error...porque es como entrar en bucle...). Quizás también sea porque no quiero desmerecer o quedarme corta hablando de los sitios a los que siempre quiero regresar...

Sí, regresar a casa, porque Lanzarote para mi también es casa.

Puede que lo sienta así por lo pucheros de Juani (ese toquecito de hierbabuena en las sopas, es imposible de olvidar) acompañados  de los vinos que pone sobre la mesa Paco. Puede que también sea por lo que me gusta ese mantel de hule de cuadros amarillos y blancos siempre preparado en Playa Quemada para esos invitados imprevistos a los que Lalo ofrece el estofado que ha hecho, (para un regimiento, que no vaya ser que se pase hambre!), aunque nadie le avise de que les van a visitar. O quizás también por las gambitas del padre de Yisel, o las croquetas de Toñito Leon...

Por suerte para mi, estas son las " mis estrellas Michelin" de las que pocos pueden hablar y para las que no hay reservas en Lanzarote.

Por suerte para vosotros, tengo una memoria de prodigio para el querer y el comer, que hace que pueda hacer un recordatorio rápido e instantáneo de todos los sitios que me gustan y lo que en ellos he probado (venga, vale, las notas de mi teléfono también ayudan) Ahí os va un regalo!

El Golfo es una de mis zonas favoritas, por lo que suelo ir a la hora de comer para aprovechar a quedarme a comer por la zona. Hay muchísimos sitios donde elegir, pero yo tengo fijación con uno que tiene mesitas en la parte de atrás, sobre las piedras de la playa, y eso, en los días de invierno en los que puedes comer con al chaqueta puesta, con un poquito de sol, es lo mássssss. Se llama Bogavante.
Aquí si o sí en mi menú debe ir pescado. Uno de los más típicos es la Vieja, pero lo mejor es preguntar por el pescado del día. La última vez, pedimos Gallo (que no es el típico de las pescaderías, es mucho más grande, con más carne y muy feo) y Cherne (si no recuerdo mal) y estaban buenísimos. Es buen sitio también para probar productos de la gastronomía típica como son las lapas, las papas arrugadas con mojo o el gofio.


Que no sabías que en Lanzarote se produce vino?? Pues no sabes lo que te pierdes...Hay unas cuantas bodegas que se ven por la carretera desde Uga hasta Mozaga (si me equivoco, conejeros corríjanme!), en las que se puede hacer catas, comprar y hasta comer. Las que yo conozco son La Geria, Estratus (que reabre sus puertas), y La Bodega Rubicón, que es a la que voy yo a comer cabra (buenísimo, no perdérselo!) David Ravelo te debo la idea...






Y llegados a este punto en el mapa, porque no seguir por la carretera hasta la Caleta de Famara? Otra  de mis zonas favoritas, y desde la última vez más, por haber descubierto uno de los que ya sí se que va a convertirse en uno de mis imprescindibles, El Risco de Famara, para el que he creado una entrada propia, para verla  haz click aquí.







Otra de las zonas que últimamente está teniendo mucho poder de atracción sobre mi... es la zona de el charco en Arrecife. Es una zona que siempre está muy ambientada, hay muchas terracitas y muchas alternativas para tomar algo. Desde los bocadillos de  pescado de Ginori (de los que ya hablé en otra ocasión), a las recientes aperturas de Naia y Cala by Luis León. (buenísimas las croquetas de Cala y la japuta en adobo)




Cerca de Arrecife, en Puerto del Carmen, un poco escondido de esa vorágine de restaurantes de todas las nacionalidades del mundo atestados de turistas que puedes encontrar a lo largo del paseo, se encuentra el Restaurante Vino +. Un restaurante de comida de la nuestra (nada de sandwiches, ni burritos...), con productos de calidad, y muy buenas tapas y vinos. Los que te atienden son súper majos, así que yo recomiendo dejarse aconsejar, porque lo que hay fuera de carta suele estar buenísimo (por cierto muy bueno el salmorejo...).

Podría recomendar más sitios, como Lagomar para tomar una copita, (sí, sí existe ese sitio que supuestamente Omar Sharif perdió en una apuesta o una partida de póker, o lo que sea que dice la leyenda) o el chiringuito de Papagayo,  o los Jameos del agua, para asistir a Los Jameos Music Festival en verano, o un arroz caldoso rico rico en Puerto Calero, o el japonés NIPON con el que clausuro últimamente mi vista con mis anfitriones, y con los encantadores Yisel y Bernardo.
Podría eternizarme...


Pero sí o sí mi última mención es para un kiosco pequeñito que hay en Playa Chica. Los cafés calentitos sientan de vicio después de estar una hora bajo el agua, y si me lo sirve "Mi niñatis" es el mejor café del mundo!


















Dedicado, claramente, a Fay & family & friends por hacer que Lanzarote sea "casa".


Espero que os guste

Un besito




domingo, 26 de noviembre de 2017

EL RISCO DE FAMARA



No era la primera vez que intentaba entrar. El objetivo era probar las chips de morena, porque no tenía ni idea de como podían ser. Pero nada, se resistía a tener las puertas abiertas para mi, o reservas completas o cerrado por reformas... Pero tranquila, con calma, que después se demuestra que lo bueno se hace esperar... Es un sitio muy chulo, todo azulito (se me ocurre alguien a quien le iba a encantar) y blanco, con grandes ventanas al mar y una muy buena terraza en un entorno espectacular para los días en los que no te lleve el viento (jejeje)




Tienen una carta muy completa con un montón de cosas con nombres de ensueño que te ponen muy difícil la elección. Como estoy en la costa, yo tiro por los productos del mar, y como somos varios, pedimos para compartir y así probamos más cosas.

Primero en frío, en ensaladas para empezar el picoteo, un tratar de atún, y un jurel marinado con verduras encurtidas...A ver como explico esto....ah claro es que no puedo...Impresionante...





















Seguimos con las chips de morena (por fin!!!), algo muy novedoso y realmente muy diferente a la forma a la que estamos acostumbrados a comer pescado! Están buenísimas y que nos os confunda la vista, es potente...






Y sardinillas fritas, por favor qué buenas...! me recuerdan a las que tomaba yo cuando era pequeña e iba a Castiñeiras, y te las ponían asadas recién sacadas del mar...ñam!













Para terminar ropa vieja de pulpo....esto sinceramente, no se como describirlo...esto directamente hay que probarlo... Se combinan tantas cosas que a mi me gustan en un sólo plato... Es un puchero, eso ya por si solo merece la pena que despierte mi curiosidad, lleva pulpo por supuesto, carne y garbanzos, y por favor, está taaaaan bueno...!









Siempre, siempre, siempre, que se coman cosas así, hay que dejar un hueco para el postre (bueno quien dice postre dice postre, café y chupito...). Los elegidos fueron uno de huevos mole con espuma de gofio y un cremoso de chocolate con espuma de naranja.




Aunque a posteriori (lo digo por la foto hecha por Celia ) me quede con ganas de probar la tarta de calabaza asada con chocolate blanco y helado de zanahoria y cítricos :






















En fin, así fue la primera vez (aiinssss, suspiro de nostalgia), que me da y eso espero, que no va a ser la última.

Restaurante el Risco de Famara
Calle Montaña Clara, 30, 35558 Urb. Famara

 
Espero que os guste, mucho

Un besito


Pd: Celia, gracias por la foto, ;P


domingo, 19 de noviembre de 2017

EGEO, SUVLAKERÍA GRIEGA






Ainssss mis descubrimientos y yo....!

Ainssss mis ojeadas a esos lugares que apunto en las notas de mi teléfono (qué haría sin ellas...!) como pendientes de probar, ya sean tascas, o bares modernitos o de comida internacional para llevar....¿y si me encontrase con uno que combinase esas últimas tres cosas???

Exacto, lo encontré.



Hace casi ya tres años (madre mía, cómo pasa el tiempo!) me quedé prendada en Atenas de los souvlakis de un lugar chiquitito que se llamaba kostas (ver la entrada publicada sobre Atenas: Vida en Atenas). No es que sea el mejor plato del mundo mundial para comer en Grecia, pero es como quien se come un bocadillo de criollo...(vaaaamos... que ni tan mal, o mejor quiero decir que muy bien no??).
Pues eso, me quedé yo en la cabeza con esa especie de bocadillo de pan de pita relleno de verduras o carne marinada, asada en una brocheta, que se ha convertido uno de los platos más típicos de la gastronomía griega. Y pensaba, lo volveré a comer?? No habrá en todo Madrid un sitio donde te lo sirvan?? Pues toma, en la calle San Carlos, muy cerquita de Antón Martin, se encuentra EGEO (me encanta el nombre), la primera Souvlakería Griega en Madrid.


Quieres saber lo que es??

Pues esto es un souvlaki de "Egeo": el mío de carne de cerdo con cebolla roja, tomate, especias, y tzatziki.


Y claro, como no, había que acompañarlo con unas patillas con queso feta como éstas ñam...

















Los hay de más cosas, de pollo, de cerdo y de chorizos criollos. Hay raciones, ensaladas y postres, y sí , por supuesto, yogurt griego.

Te lo puedes tomar en algunas de las mesas que hay en el local o te lo pueden preparar para llevar. Yo esta vez me quise quedar, ya veremos la siguiente!





Hala ya tenéis otro sitio para cotillear!!

http://www.egeolavapies.com
Calle San Carlos, 17, Madrid
Espero que os guste!
Un besito





martes, 17 de octubre de 2017

LA TAPERIA DEL 21


Siempre he pensado que Lavapiés es uno de los mejores barrios de Madrid. Es de los más bonitos y de los que más cambios ha hecho, y poco a poco se convertirá en el favorito de muchos. Podría hablar de montones de sitios típicos y castizos (lo haré, lo haré...), pero lo que a mi me gusta es escribir de los descubrimientos, de los lugares pequeñitos y poco conocidos (de momento...).

Me encanta entrar en un sitio y no saber cómo será lo que voy a probar. Los encuentro paseando por la calle, y entro por pura intuición. A veces apenas hay gente, la suficiente para tener libre una mesa. Miro la carta, y me decido a probar, a veces no acierto (pocas, muy pocas) pero otras veces....aún no he salido y ya se lo que voy a pedir la siguiente vez.

Probablemente esto es lo que me haya pasado con  La Tapería del 21, en la calle Tribulete.



Es pequeñito (y nuevito nuevito, que yo creo que no tiene ni un año), pues desde la puerta de la calle ves la cocina (abierta) y a la gente que trabaja en ella, poquitas mesas, y carta con lo justo.
Para la primera vez, como era más curiosidad que hambre, tocó probar:




El tratar de atún rojo con fresas y crema de mango (muy bueno) y una tortilla de papas (tamaño para un persona) , esto es por que estoy a la busca y captura de mi nuevo sitio favorito de tortilla, después del cierre del borbollón en la calle recoletos... Y por supuesto hubo postre, el tiramisú que estaba buenísimo. Una caña para empezar y un mil ríos (tinto mencía) con mi tapita, (no sabéis cómo se agradece...!)





Todo parece casero y hasta el pan es como el de pueblo (si hasta me pareció haber visto un mollete!! Plisss, plissss que siga así..!!!).

Como ya he dicho, para la próxima vez ya se que voy a pedir....(ssscchhhh... es un secreto!)

Precio: Aproximadamente 20 euros
TAPERIA DEL 21
Calle Tribulete 21,
@La_taperia_del_21


Espero que os guste

Un besito




sábado, 9 de septiembre de 2017

PEDRAZA, UN LUGAR PARA LAS TRADICIONES


Me gustan las tradiciones.
No hace falta que sean "milenarias".
Puede ser que se hayan iniciado hace tan sólo un par de años.
Puede ser que quedes con un grupo de gente a comer (esas personas que han empezado a ser "tu gente"), y que quedes para comer algo en concreto, y que quedes en un lugar determinado.
Puede ser que ese mismo grupo de gente quede justo un año después, en el mismo sitio, y pida exactamente lo mismo... Es entonces cuando sabes que en el aire se respira un compromiso tácito de que habrá un tercer año... Es así como creo yo que empiezan las tradiciones...



Pongamos que en esa quedada se hace en Pedraza, un precioso pueblo de Segovia a 125km de Madrid, en el Restaurante - asador  El Soportal (www.restauranteelsoportal.com)





Pongamos que nos pedimos  morcilla y judiones para empezar...para ir abriendo boca, nada más...

,














Pongamos que Cris se encarga de pedir el cordero y el cochinillo, las especialidades de la casa (con ensalada, por supuesto, necesario siempre el verde para digerir...)




Pongamos que Javi escoge un buen vino, y que las golosas reservamos un hueco para los postres (sí, postres, en plural), todos caseros : tarta de queso, tarta de chocolate, ponche segoviano, y tarta de San Marcos... y para los cafés y los chupitos...
(A alguien se le ocurriría tomar después un chocolate con picatostes...????)

Cómo no voy a querer repetir? Cómo no iba yo a querer una tradición así?

Veis?? al final me veo obligada a escribir sobre esto...

PD: precio aprox. por persona,  30 €


Espero que os guste

Un besito