domingo, 14 de diciembre de 2014

JUAN RARO


Pobre Alfonso...Ya se  que soy muy pesada cuando voy andando por la calle y voy todo el rato diciendo: "Este bar es nuevo, aquí había...", "Este sitio lo han reformado, antes era..." Sí Sí...ya lo se..., no lo puedo evitar...pero...¿Y lo que me gusta a mi  encontrarme abierto un sitio nuevo del que nadie me haya hablado? El poder probar algo que aún no me hayan recomendado y ser yo la primera en recomendar...? Jejejeje.

Pues ese es mi idilio con JUAN RARO.



Empieza una noche de verano, de esas calurosas por Madrid, en la que no busco ningún sitio en concreto, sólo camino, esperando encontrarme alguna mesa libre en alguna terraza en la que poder tomarme algo frío. Justo en ese momento paso por la calle Miguel Servet y veo unos taburetes, delante de un ventanal desconocido para mi y que claramente, despierta mi interés. Por supuesto la terraza ocupada, pero dentro pegada al gran ventanal abierto, una mesa vacía, y pienso: "Pues que más me da estar dentro que fuera, si la ventana está abierta de par en par...?






Entonces entro (entramos), y llegó la primera impresión. Me encanto la decoración, no es que sea un lugar enorme (bueno hay dos espacios separados..) pero los techos altos y la distribución de los muebles hace que parezca mucho más espacioso. Combina lo antiguo con lo moderno, -ya se sabe que está de moda lo vintage y la reutilización de los materiales -, por ello que te encuentras con sillas del año catapún - pero nuevas-  grafittis, paredes de ladrillo (decorados con cuadros expuestos) a lo "local industrial"... Al parecer (yo no me acuerdo o ya no lo conocí así...) ocupa el espacio de una antigua fábrica y tienda de embutidos. 


Nos pedimos unas cañas, servidas con algo para picar (ya no me acuerdo si eran unas aceitunas...pero se agredece que te pongan algo, no soporto la caña solitaria...), y mientras tanto, ojeamos la carta. Y entonces llega la segunda impresión. La carta es la funda de un single, la abres por la mitad y (en uno de los lados, la carta de los vinos) empiezo a leer cosas como huevo poché, mollete de cecina con salmorejo, sandwich club de pringá...Siiiiii! Nuevo platos!Nuevos sabores! Algo diferente a los huevos rotos con jamón, pincho de tortilla, o puntillitas de calamar!!!(que están buenísimos, pero hay que 
variar...!) http://juanraro.es/carta/

Huevo poché con salteado de setas trufadas


Entonces nos animamos (al tiempo que empieza a entrar más gente al local, con la misma frase que yo..."uy!un lugar nuevo!"jejejeje) y pedimos el huevo poché con salteado de setas trufadas y el plato recomendado del día -fuera de carta-, carpaccio de ternera  con salsa de Bloody Mary y queso curado...MMMMMMMmmmm...!!!Por favor....!







Y por último y como se estaba animado el personal, pidiendo copas, ya en ambiente-modo nocturno, nos lanzamos con las bebidas espirituosas. Una gran variedad de marcas y bebidas! Y entonces llega la tercera impresión. La copa bien servida , bien combinada y ...acompañada de un tarro de dulces lleno de nubes y violetas!!!Mi perdición!
Y ya con esto me convenció! "Tengo que repetir" me dije...! 


Mollete de decina con salmorejo




Y repetí, repetí...Y me llevé a Fayna, y entonces probamos el mollete de cecina con salmorejo, y el bacalao asado con cebolla roja, y la hamburguesa.....
Ella os lo puede contar...






Sandwich de pringá


Y volví a repetir en TAPAPIES, y probé el sandwinch de pringá, al que por supuesto voté...Y ya no digo más...!!!!! 







Luego busqué Juan raro en internet y encontré el blog juan raro.es, y vi los platos, la carta, la microagenda de ocio en Lavapiés, y la playlist de cada semana....Era la novedad de la que hablaba en el primer post de las news, los bares ya nos son simplemente bares, son locales multidisciplinares en constante movimiento, y  que participan de la vida del barrio!!


Y ya por último,  lo recomendé a mis amigos, a mis compañeros de trabajo, a familiares..., y ahora aquí en esta entrada, en este blog....


Espero que os guste!


Un besito 


No hay comentarios:

Publicar un comentario